La sociedad civil toma la iniciativa en el sector fundacional

Dic 02, 2014

Se presenta TGE en España, mientras la UE se aleja del consenso sobre el Estatuto de Fundación Europea

  • Hoy se ha presentado en España Transnational Giving Europe (TGE), una red de grandes fundaciones europeas que permite al donante acogerse a las ventajas fiscales de su propio país cuando la entidad beneficiaria se encuentra en otro.
  • Puesta en marcha en 2002, TGE soluciona la falta de consenso entre los 28 estados miembros de la Unión Europea sobre el Estatuto de Fundación Europea, que homogeneizaría el tratamiento fiscal.
  • Está representada en España desde 2013 por la Fundación Carlos de Amberes (en el ámbito del arte y la cultura) y la Fundación Empresa y Sociedad (en el social y el educativo), tras el visto bueno previo de la Dirección General de Tributos respondiendo a una consulta vinculante.
  • Los mayores volúmenes de donación se concentran en educación (alumni de escuelas internacionales de negocios), cultura y asuntos sociales.

 

Martes 2 de diciembre de 2014

La fiscalidad de la filantropía todavía no está unificada en Europa. El pasado 19 de noviembre, los 28 estados miembros de la Unión Europea tampoco lograron llegar a un consenso sobre el Estatuto de Fundación Europea, que permitiría un mejor marco fiscal para los donantes. Cada país se aferra a su propia fiscalidad, por lo que la convergencia a corto plazo no es probable.

Siguen sin producirse avances en la UE desde que en 2002 se creó Transnational Giving Europe (TGE), una red privada de las principales fundaciones europeas cuyo objetivo es desparecer en cuanto la legislación europea unificara la fiscalidad de las donaciones en el marco de la Unión Europea. Pero hoy sigue constituyendo la mejor opción para que un donante pueda utilizar la fiscalidad de su propio país cuando realiza donaciones a entidades de otros países.

Con el objetivo de debatir sobre estas ideas y de presentar las opciones que existen en España, se ha celebrado un coloquio hoy 2 de diciembre, organizado por las fundaciones españolas miembros de TGE. Se trata de la Fundación Carlos de Amberes (FCA) y de la Fundación Empresa y Sociedad, incorporadas al inicio de 2013.

Además de Catherine Geens y Francisco Abad, directora y fundador de la FCA y la Fundación Empresa y Sociedad respectivamente, participaron Enrique Barón, Presidente de la International Yehudi Menuhin Foundation y de la Europan Foundation for the Information Society, Ana Zabalegui, Directora General de Cultura del Gobierno de Navarra, Ludwig Forrest, Coordinador de TGE, Santiago González, socio Director de PKF Attest, María González, Miembro del Patronato de la Fundación Cerro Verde y José María Pérez “Peridis”, Presidente de la Fundación Santa María la Real.

Debatieron con los más de cien asistentes del mundo empresarial y fundacional sobre cómo llevar a la práctica las ventajas fiscales de las donaciones transfronterizas en casos concretos y sobre cómo simplificar los trámites a la hora de constituir fundaciones. En muchos casos no es necesario constituirla, evitando inmovilizar los 30.000 euros de dotación fundacional así como los trámites iniciales y periódicos ante los correspondientes Protectorados, ya que basta con hacer una donación finalista a una Fundación preexistente con un objeto fundacional que pueda acogerla y gestionar la donación como si se tratara de una Fundación autónoma.

Catherine Geens explicó que “es fundamental construir un buen sistema que permita agrupar recursos procedentles de distintos países para proteger e impulsar proyectos universales como los relacionados con la cultura y el arte flamenco”.” En España apenas llega al 9% el número de personas físicas donantes, frente a casi el 75% de los norteamericanos que son donantes sistemáticos en Estados Unidos”.

Enrique Barón subrayó la dimensión de la jornada, ya que “filantropía es amor a la humanidad y a las personas, algo que debería ser de interés prioritario para todos”. Asímismo, explicó su experiencia en distintos países con las fundaciones internacionales que preside, desde la que acerca nuevas dimensiones de la vida y la persona a jóvenes de áreas deprimidas de toda Europa. “Los políticos deben permitir que se desarrolle la nueva energía que nace día a día en la sociedad con nuevas formas, fuerzas y perspectivas”.

Por su parte, Ana Zabalegui presentó la nueva ley puesta en marcha por el Gobierno de Navarra este año 2014, único que ha avanzado legislativamente en esta línea, que “adecúa el modelo tradicional a la nueva realidad social, en la que han cambiado contenidos y ponderaciones, y legitima las políticas públicas, que así se acercan más al ciudadano”. “La relación entre el ciudadano y la cultura debe ser más directa que lo que suele permitir la normativa sobre mecenazgo”, destacó.

Ludwig Forrest presentó los diversos escenarios existentes en los distintos países europeos, cuya armonización es un proceso complejo y de largo plazo, en que queda un difícil camino por recorrer. Asímismo, subrayó que TGE canalizó donaciones internacionales para 259 entidades beneficiarias por importe de 8,77 millones de euros durante 2013, lo que representa un crecimiento del 25% respecto a 2012. Contó con 4.625 donantes individuales y 376 donantes empresariales, que donaron 5,9 y 2,8 millones de euros respectivamente.

Santiago González explicó el resultado de la consulta vinculante realizada en octubre de 2012 a la Dirección General de Tributos poor iniciativa de FCA y la Fundación Empresa y Sociedad, tras la que la operativa de TGE recibió el visto bueno de las autoridades fiscales españolas antes de que se incorporaran formalmente a la red internacional en 2013.

María González expuso la experiencia de la Fundación Cerro Verde, que le permitió obtener recursos de una gran empresa belga para un proyecto de potabilización de agua en Honduras gracias a que pudo aplicar la fiscalidad como donante en Bélgica. También la de un programa de matching-gift de EDP Renovables en distintos países europeos y en Estados Unidos, que facilitó la electrificación  de un proyecto rural también en Honduras

José María Pérez “Peridis” describió la génesis de la Fundación Santa María la Real, que hoy ” une personas, patrimonio y paisaje, mediante actuaciones relacionadas a la vez con la formación, el empleo, el patrimonio, el envejecimiento y la despoblación que hoy viven zonas como Castilla”. Subrayó que  “hay que financiar la imaginación, no el desempleo, tanto desde el ámbito público como del privado”.

Según Francisco Abad, “TGE puede ser de utilidad para todos los que tienen o quieren desarrollar la actividad de donaciones entre países”. “Hemos desarrollado una solución sencilla y un procedimiento estándar que os facilitará la operativa para mejorar la eficiencia fiscal de donaciones internacionales a través de una red segura, con fundaciones de primer nivel en cada uno de los países europeos que, a su vez, tienen conexión con países como Estados Unidos”.”Contamos con un procedimiento validado por parte de las autoridades de cada país, que parte de un análisis previo de los beneficiarios hecho por los propios socios de la red en cada país y se basa en una reciprocidad que se suele incrementar tanto el flujo de recursos de entrada como el de salida de cada país”.

 

Sobre Transnational Giving Europe

TGE permite que los donantes (personas físicas o jurídicas) residentes en uno de los países que participan, apoyen financieramente a organizaciones no lucrativas en otros países miembros, aprovechando las ventajas de impuesto proporcionadas para en la legislación de su país de residencia. TGE hace posible que los donantes europeos que realicen donaciones a organizaciones sociales españolas disfruten de las ventajas fiscales existentes en sus países de origen. Por otro lado, permite que las donaciones a entidades sociales europeas de donantes con domicilio fiscal en España se puedan acoger a tratamiento fiscal favorable en nuestro país.

La operativa se basa en que el donante realiza la donación a la Fundación de su país miembro de la red y ésta, previo análisis de que la entidad beneficiaria cumple los requisitos necesarios en colaboración con la Fundación del país de destino de los recursos, realiza una donación directamente a la entidad beneficiaria extranjera.

Coordinada por la Fundación Rey Balduino en Bélgica, y puesta en marcha también por Fondation de France en Francia y Charities Aid Foundation en el Reino Unido, TGE cuenta entre sus miembros con prestigiosas Fundaciones de 17 países: Bélgica, Reino Unido, Francia, Holanda, Alemania, Polonia, Irlanda, Suiza, Rumanía, Hungría, Eslovaquia, Eslovenia, Bulgaria, Italia, Portugal, Luxemburgo y España.

Durante 2013 TGE ha canalizado donaciones internacionales para 259 entidades beneficiarias por importe de 8,77 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 25% respecto a 2012.

Contó con 4.625 donantes individuales y 376 donantes empresariales, que donaron 5,9 y 2,8 millones de euros respectivamente.

Las donaciones se concentraron en educación (42%), acción social y salud (38%) y arte y cultura (20%).

La jornada en formato audiovisual

Pincha y verás

 

Descárgate las ponencias

Santiago González

Ludwig Forrest

 

Operativa básica como donante o como beneficiario de donaciones

Pichar aquí

 

Más información

Noticias previas

info@empresaysociedad.org

www.empresaysociedad.org

Post by admin

Comments are closed.