Es momento de solucionar los problemas de las empresas más que de proponerles nuevas ideas

 

 

Este es el momento de solucionar los problemas de las empresas más que de proponerles nuevas ideas. Triunfarán de las soluciones digitales rápidas y asequibles para los grandes retos empresariales.

Hablamos de ello con Ignacio Barriendos,(fundador y CEO de binternational), Ander Bilbao, CKO de BeOn), Roberto Carreras, fundador u CEO de Voikers) e Ignacio Villoch (experto en Innovación)en el contexto de las tertulias Futuros B2B. Han estado dedicadas a animarnos unos a otros para reinventarnos cuanto antes como consecuencia de los cambios acelerados gestados por la crisis global que ha generado la COVID 19.

Presentamos a continuación lo que subrayaron.

 

¿Qué llama la atención ahora?

Parece que las empresas tecnológicas estaban deseando que llegara un momento como este para crecer. Están demostrando que sobreviven mejor sus modelos flexibles basados en ecosistemas de colaboradores que trabajan por proyectos.

El digital by default ya ha llegado. Es un cambio de paradigma. Ha pasado de ser una alternativa a ser la única alternativa.

No nos viene mal que se mueva el tablero y cambie el status quo. De media, hoy hay muchos más ágiles que hace una semana. Hemos descubierto que estamos vivos y tenemos tiempo para lo relevante. Para colaborar, ayudar, cambiar…

Como nos aprietan, saldrán grandes empresas y grandes ideas. Ya no vale solo cumplir. Todos somos ya más proactivos e intentamos hacer mejor cada uno lo nuestro.

Hemos pasado de cero a cien en nada. Pero de cero a cien tardaremos mucho más, aunque seamos más digitales. Es difícil que lo virtual concentre absolutamente todo porque lo presencial es insustituible. Algunas cosas como los webinars desaparecerán. Nadie se conectará a una videoconferencia a las 15:00. Volverá el mundo real.

Hay herramientas que desde ahora usaremos todos porque son el resultado de una evolución natural, aunque haya sido acelerada.

No queremos volver a llegar donde estábamos. Lo nuevo depende de cada uno de nosotros. Y eso está salvando la situación si pensamos bien qué queremos construir.

 

Cambios

Está siendo un cambio radical. En nada hemos pasado de no saber qué era un evento virtual o una videoconferencia a estar todo el día en reuniones digitales.

¿Apenas queda un 20% del negocio que veníamos haciendo? Pues nos reinventamos por obligación. ¿Qué otras cosas podemos hacer con nuestros activos y nuestros recursos, aunque no tengan nada que ver con lo que hacíamos antes? ¿Nadie nos encarga nada? Pues lo hacemos y lo compartimos en abierto. Todo es mucho más potente si lo compartimos con nuestro ecosistema ampliado.

Es muy buen momento para la innovación. Para explorar y explotar. Tenemos tiempo para explorar fuera de lo de siempre y podemos desarrollar un pensamiento lateral que desafíe el status quo. Por ejemplo, como no se podrá tocar nada, tendrá una importancia especial la tecnología de voz. Como en las películas de ciencia ficción.

Se rompen el tiempo y el espacio. Se ha cancelado todo y nos hemos reinventado hacia lo virtual. Y hacemos de la necesidad virtud. Nos vemos forzados a experimentar con la prueba y el error. Es el momento de los desprendimientos de rutina.

En innovación es muy peligroso cambiar de ritmo si vamos a toda velocidad. Pero ahora estamos a velocidad controlada por lo que podemos cambiar el rumbo y coger velocidad hacia direcciones concretas integrando temas como los ODS, el compromiso social o el cuidado del medioambiente.

No olvidemos que algunas cosas se quedarán y otras no. No podremos estar todo el día colgados a la videoconferencia comunitaria y el webinar. No nos quedaremos solo con lo virtual. Siempre hará falta lo presencial.

 

Las empresas grandes

Las empresas grandes se mueven a otra velocidad. Hay que darles apoyo y oportunidades de comunicación. Probar cosas con agilidad y sin miedo. Hay que pensar diferente y hacer un ejercicio de futuro. Estamos en un mundo enormemente colaborativo, donde todo el mundo tiene voluntad para probar cosas nuevas.

Tenemos el reto de volver a ganar dinero y ser sostenibles. Pero ahora es momento de trabajar por el entorno colaborativamente poniendo el foco en las personas es más clave que ser rentable a corto plazo. Pongamos el foco en el que tenemos enfrente. En empatizar cuanto antes en un lugar nuevo.

Ocurrirá lo que ocurrió en la historia de la humanidad. Sobrevivirán los más ágiles.

 

Pistas de futuro

La sensibilidad y la receptividad hacia la innovación es mayor ahora en grandes empresas. Pero hay que ir con buenas soluciones a sus problemas más que proponerles nuevas ideas. Es un buen momento para los productos automatizados que resuelven problemas a buen precio. Vamos a una época de bajos costes, a unas rebajas permanentes durante un tiempo largo para liquidar el stock almacenado durante este trimestre.

Va a quedar clara la diferencia entre los que hacen que las cosas pasen y aquéllos a los que les van a pasar cosas. Hoy cuenta hacer y no decir. Si sembramos, recogeremos. En un cambio con viento huracanado como este, es mejor ser molino que muro.

La pregunta es ¿qué puedo hacer yo? En vez de ¿por qué me está pasando esto a mí?

Sobre las tertulias Futuros B2B LIVE!

 

Post by admin